Primero fue Enrique Pascual Oliva, ayer fueron Francisco Casado y Silvia Hernández, y hoy ha sido el paratriatleta Kini Carrasco el encargado de cerrar una semana de conferencias vinculadas al deporte que han hecho las delicias de los oyentes.
Slide Image
De hecho, el paratriatleta extremeño, ha demostrado que además de desenvolverse a las mil maravillas en competición, es también un orador de categoría. Ante medio centenar de alumnos del colegio Sagrado Corazón de la Fundación Trilema de la capital soriana, Carrasco ha impartido una clase magistral sobre su deporte, las diferentes categorías y el funcionamiento de la prueba del sábado en paratriatlón.

Después ha explicado su historia personal, su accidente y los problemas que tuvo que afrontar. El deporte fue uno de los motores de un hombre que no ha dejado de superar obstáculos. Como no podía ser de otra forma, los alumnos han aprovechado para saciar su curiosidad con decenas de preguntas. Después de conocer la historia de Kini, de sentir por sí mismos las dificultades de abrocharse la cremallera con una sola mano o atarse los cordones, han entendido que este extremeño es, sin duda, mucho más que un deportista, todo un ejemplo de lo lejos que se puede llegar con voluntad y trabajo.

La biomecánica despierta interés
Francisco Casado y Silvia Hernández, de la Clínica Principium, explicaron en la jornada del jueves algunos aspectos básicos de la biomecánica tanto de la carrera, como especialmente sobre la bicicleta. Sus consejos sirvieron para orientar a los triatletas asistentes que descubrieron algunos errores habituales que son fácilmente subsanables con un buen estudio biomecánico, no solo por la mejora del rendimiento, sino sobre todo, porque la adaptación correcta a la bicicleta puede evitar dolores y prevenir lesiones.