Acabado un intenso fin de semana de duatlón y sin que prácticamente queden evidencias de la gran infraestructura de la competición del Campeonato de Europa, llega el momento de las valoraciones de una cita que a nivel deportivo ha ofrecido un espectáculo del máximo nivel, con dos carreras élite trepidantes, una demostración de superación de incalculable valor con la prueba de paratriatlón y el pundonor de todos los deportistas de los Grupos de Edad que desafiaron al frío, al viento y a la lluvia en la jornada dominical.
Slide Image
Para Renato Bertrandi, presidente de la Federación Europea de Triatlón (ETU), el despliegue y la implicación de la ciudad han respondido con creces a la confianza que la entidad continental depositó en el proyecto soriano. “He visto un campeonato fantástico. Normalmente los campeonatos de Europa se realizan en ciudades muy grandes, pero aquí hay un ambiente fabuloso. Me ha gustado muchísimo”, explicaba. Claro que más allá de los aspectos logísticos o del espectáculo y emoción de la competición, que Emilio Martín se encargó de hacer saltar por los aires, en este deporte en el que participan un millar de deportistas, el buen sabor de boca del triatleta es tan importante como el que se pueda llevar el público. “He hablado con el representante de los Grupos de Edad de Gran Bretaña, que ha traído a 400 personas y están encantados. No pensé que Soria pudiera darnos algo así. Estoy muy contento porque es muy importante que los Grupos de Edad, que son los que viajan, los que impulsan el triatlón están satisfechos”, reconocía el dirigente italiano tras su presencia en la ciudad castellano y leonesa. De este modo, Bertrandi se mostraba satisfecho de haber depositado su confianza en la ciudad a pesar de sus dimensiones. “El duatlón a veces no se valora como se merece y haber hecho una organización así, con una atmósfera como esta en un Campeonato de Europa de duatlón es, de verdad, un gran regalo que los sorianos nos han hecho a la ETU”, concluía.

Desde la Federación Española de Triatlón, José Hidalgo, también se mostraba encantado con el desarrollo de la competición. “Había grandes expectativas puestas en este campeonato, la Federación Europea había hecho una apuesta por Soria muy fuerte porque no era el modelo de ciudad que querían y el resultado ha sido increíble. Recuerdo que en la presentación de Lisboa (Portugal) pusimos en valor el calor humano, el ambiente, el que el deportista lo iba a sentir. Ha habido una manifestación deportiva y se ha conseguido que entre los deportistas y el público se haya ido más allá, porque más que un deporte ha sido un espectáculo. Me parece que cuando se llega a ese punto y se vibra, se vive de la manera que se ha vivido aquí, es para que lo celebremos”.

Amancio del Castillo, presidente de la federación regional de triatlón, quiso mandar un mensaje de gratitud hacia la ciudadanía soriana por su implicación en la prueba, un apoyo que ha quedado especialmente reflejado en los cerca de 200 voluntarios. “Siempre decimos que los voluntarios son una parte fundamental de la prueba y durante todo el fin de semana lo han demostrado. Han puesto lo mejor de ellos, su implicación y esfuerzo, su constancia a pesar del frío y la lluvia, siempre dando su cara amable al deportista y por eso todo el mundo se va de Soria muy feliz, y ese es el mejor mensaje que se puede mandar a Europa”, destaca. “También hay que recalcar la apuesta de las instituciones provincial y local, que han sabido ver la oportunidad que teníamos por delante. Ha habido una implicación con la competición tan próxima que incluso la concejalía de deportes, con Ángel Hernández a la cabeza, se han convertido en un elemento más de la organización”. Por último, del Castillo ha querido felicitar a Rubén Andrés por el buen hacer de su equipo. “No hay que olvidar que él es el alma de esta competición, quien ha querido poner a Soria en el mapa de nuestro deporte, y lo ha hecho en esta ocasión llegando más allá de nuestras fronteras”.